Historia
Ella se llamaba Joséphine Garis Cochrane y revolucionó el mundo de la cocina.

En 1886, Joséphine patentó un invento que, más tarde, se transformaría en el lavarropas que conocemos hoy. También creó otras increíbles máquinas que fueron expuestas, vendidas y utilizadas en todo el mundo. Algunas,  encontraron lugar en grandes hoteles de lujo como el Baltimore Hotel, en Nueva York y el Tremont and Palmer House, en Chicago.

Los primeros lavarropas fueron vendidos por precios de entre 700 y 1000 dólares. En 1913, poco antes de su muerte, Joséphine adaptó un modelo para uso doméstico que pasó a ser vendido a 350 dólares.

30 años después, Herbert Johnson inventó otra máquina milagrosa.

 

Para revolucionar la vida de los gourmets y apasionados por la cocina: H5, la primera batidora para uso doméstico.

Mientras testeaban el producto, la esposa de uno de los dos directores de la empresa, inventó el nombre de la marca, sin querer, cuando entusiasmada exclamó: “No me preocupa cómo llamarla, es la mejor ayudante de cocina que he tenido”. Nace, así, el nombre KitchenAid.

En los años siguientes, la marca continuó lanzando productos innovadores para gourmets, aptos para soluciones inspiradas en la cocina profesional.

Además de ser editor de las revistas creativas Creative Arts y Vanity Fair, dos de las más glamorosas del mundo, Egmond Arens fue también un famoso diseñador.

 

Durante muchos años, trabajó con KitchenAid y proyectó tres de los más elegantes modelos de batidoras. Entre ellos estaba la             K, uno de los grandes éxitos en nuestros días. Sus creadores fueron considerados muy innovadores para la época y fueron reconocidos y premiados en el área de diseño, sus modelos llegaron  a exponerse en diversos museos.

Más de 60 años después, las actuales batidoras Stand Mixer KitchenAid conservan su diseño original, prácticamente igual  a los modelos diseñados por Arens en aquella época.

Fascinada por el potencial del lava-ropas patentado por Joshépine Garis Cochrane.

 

KitchenAid lanza la KD-10, una máquina con diferencias aún más revolucionarias, en rosa y blanco.

Sus características van más allá de la originalidad del diseño: el  KD-10 tiene una tecnología innovadora para la época que continúa siendo utilizada en la actualidad.

El KD-10 fue un producto sorprendente, que no perdió su originalidad con el paso de los años; algunos continúan siendo usados hasta el día de hoy.

KitchenAid amplía su porfolio con otros productos de altísimo rendimiento.

En los Estados Unidos, los refrigeradores y encimeras de KitchenAid tienen cualidades y diseños innovadores para amantes de la cocina funcional y hermosa.

Los colores vivos de KitchenAid son una verdadera firma de marca.

 

En 1955, la batidora Stand Mixer KitchenAid* ganó colores nuevos y vibrantes: pétalos de rosa,  amarillo sol, verde agua, cromado satinado,  cobre. Un choque para el mundo de los electrodomésticos y portátiles

Para alegría de la vista y el paladar de los más refinados gourmets, en 1994, KitchenAid enriquece aún más su porfolio de productoslanzando nuevos colores: rojo imperial, negro, verde, amarillo pastel, gris carbón y naranja.

KitchenAid abraza una causa que toca a muchas mujeres: el cáncer de mama.

 

Con el apoyo de la Fundación Susan G. Komen, KitchenAid lanza la máquina de café más famosa de su historia: la A-9, elaborada por Egmond Arens. Este producto viene en una edición especial, color rosa, y parte del valor de sus ventas  se donaron a la fundación.

Hoy en día, KitchenAid comercializa diferentes productos color rosa  en los Estados Unidos y en Europa, con el fin de apoyar cada vez más la causa.

Surge la necesidad de crear nuevos puntos de contacto de la marca con el consumidor centroamericano.

Por eso nacen los nuevos puntos de venta de Small y Big Appliances a lo largo de la Región Centroamericana.  

Tiendas reconocidas, de prestigio y de buen nivel abren espacios estratégicos adecuados para que el consumidor pueda conocer de forma vivencial la versatilidad y funcionalidad de los productos KitchenAid, atrayéndolo a entrar a este mundo culinario.

Así es como día a día KitchenAid sigue alcanzando a los consumidores más exigentes, apasionados por la cocina y que buscan una transformación exclusiva en su hogar.

Nace en Guatemala el Centro Gourmet Kitchenaid, lugar de reunión para los amantes de la gastronomía.

Guatemala, 28 de enero de 2014, Whirlpool Centroamérica inauguró el primer “KitchenAid Centro Gourmet” de Centroamérica, un espacio ubicado en el exclusivo Paseo Cayalá, en el cual se podrá conocer, aprender, degustar, adquirir y vivir la experiencia del estilo de vida KitchenAid a través de los cinco sentidos. Desde el showroom más grande de productos, hasta la interacción con ellos y la degustación, el desempeño, la calidad y el diseño de cada uno de los productos KitchenAid, se vive en cada rincón del Centro Gourmet.  

Los guatemaltecos abrieron un mundo de posibilidades a sus clientes y visitantes entusiastas del mundo culinario. Un espacio integral para quienes ven en la cocina un nuevo lugar de entretenimiento y convivencia, que buscan el mejor equipamiento que les permita disfrutar de su pasatiempo favorito con gran calidad y sofisticación.